martes, 14 de marzo de 2017

Jaguar Land Rover adquirirá hasta 2020 energía de fuentes renovables a EDF

Madrid (EFE). Jaguar Land Rover ha firmado un contrato con EDF Energy para adquirir toda su energía de fuentes renovables hasta marzo de 2020.

"Nuestro futuro es limpio, eficiente y bajo en dióxido de carbono. El programa para disminuir nuestra dependencia de la eléctricas tradicionales no termina aquí: buscamos mejoras continuamente, con medidas tanto para reducir aún más el consumo de energía como para minimizar las emisiones de dióxido de carbono", ha explicado el responsable de Recursos Humanos de Jaguar Land Rover, Ian Harnett.

"Tenemos como objetivo garantizar a nuestros clientes que la energía de la empresa procede de fuentes renovables, además de la que conseguimos con los paneles solares montados en el tejado de nuestro Engine Manufacturing Centre de Wolverhampton, una de las plantas en tejado más grandes de Europa", ha añadido en un comunicado.

El grupo automovilístico británico ha destacado además que EDF Energy cuenta con el REGO (Garantía del Origen de la Energía Renovable).

Según Jaguar Land Rover, su programa de compra de renovables funciona dentro de un contexto más amplio de sostenibilidad.

De acuerdo con el Informe de Sostenibilidad anual que ha publicado la marca, ha logrado un 32 % menos de media de emisiones de CO2 en los tubos de escape de la flota europea (para la comparación ha utilizado los datos 2015 y los de 2007).

Asimismo ha recortado en más del 38% (en comparación con 2007) la energía que consume al producir un vehículo en Reino Unido.

Otros "hitos" que resalta es que ha invertido más de 3,000 millones de libras (3,437.8 millones de euros) en investigación y desarrollo en motores eléctricos, híbridos y convencionales; y que en sólo un año (a fecha de abril de 2016) ha rescatado más de 50,000 toneladas de residuos de aluminio prensado, que ha empleado para para crear unas 200,000 carrocerías del Jaguar XE.

Con este aprovechamiento se evitó liberar a la atmósfera más de medio millón de toneladas de CO2.